(A Arturo, héroe)

El Héroe es Perseo, Guerrillero Rojo
(¡nuestro amado e inolvidable Chapáiev!),
enseñando al pueblo el verdadero rostro
de la pérfida Medusa.

 

No hay luz sin oscuridad. […] Y si seguís cabalgando, queridos camaradas, blandiendo vuestros ensangrentados sables…