Una suerte de antimanual desmitificador

Castroforte del Baralla, la ciudad imaginada por Torrente Ballester, la cruzaban dos ríos: el Mendo y el Baralla; de aguas tranquilas el uno y alborotadas el otro.

También Villanueva de Arosa la cruzaron dos escritores: Camba y Valle; de escribir tranquilo el uno y alborotado el otro.

Pero ocurre que el Mendo tenía un peligro siniestro: sus lampreas, capaces de devorar visto y no visto a quien se bañara en él.

Lo mismo Camba: ¡Cuidado con Camba!, avisó Arcadi Espada. Sus artículos son de un humor aparentemente dócil, efímero e intrascendente, pero ocultan ideas de gran musculatura, de potencia inusitada.

juliocamba

¡Cuidado con Camba!

¡Cuidado con Camba! (Quizá por ello Arcadi repite y repite sobre Camba eso de que es el mejor escritor de Villanueva de Arosa; fina ironía y por ello mismo inexacta, pero ése es otro tema).

Y añado yo: ¡cuidado con Libros del K.O.! Editan cosas de fútbol, de quinquis, de guerras, de atentados de eta. ¡Nada de ficción!

camba2También han editado este librito que es un gran libro -ciento cuatro páginas, treinta artículos, un prólogo (de Francisco Fuster García, al cargo igualmente de la edición, muy buena) y un cartel con una historieta gráfica (de Morán, autor asimismo de la portentosa ilustración de la cubierta).

Les ha salido redondo: una edición cuidada, limpia y divertida. No todo lo bueno del libro se lo han de deber a Camba, caray.

Pero Camba es el protagonista, porque hay mucho yo en Camba, y además tiene la gracia –el talento, el genio- de trascenderse. En estos textos de Maneras de ser periodista habla de sus penurias con la escritura. Con el artículo, con la columna. Y así, habla las penurias de la escritura en sí, de las penurias del periodismo y los periodistas. Lo dice muy bien la contracubierta (qué arte, escribir contracubiertas): “Este volumen recoge esos artículos –muchos de los cuales no se habían publicado hasta ahora en libro-, que pueden leerse como una suerte de antimanual desmitificador. Estas Maneras de ser periodista son, a su manera, una declaración estética y vital, y, por encima de todo, un ajuste de cuentas contra ‘el miserable que inventó la imprenta’”.

Y el humor. No olvidemos nunca el humor. Es imposible quedarse con uno solo de los treinta artículos, pero aguerrido como soy me lanzo a recomendar uno especialmente: “La organización de mi trabajo”. Sí, ahora que ha habido elecciones en Alemania. “Hace unos años yo tenía un alemán que se había empeñado en organizar mi trabajo”. Hace unos años yo tenía un alemán.

Tampoco olvidemos comprar el libro. Aquí, por ejemplo. En papel (con el añadido del cartel) o en ebook (con el añadido de un precio reducido).

* * *

Agradezco a Libros del K. O. el generoso envío de un ejemplar de Maneras de ser periodista, gesto que deberían copiar todas las editoriales y librerías de bien que quieran ver reseñadas en esta página (¡cuidado con Carta de Batalla!) sus títulos imprescindibles, mundiales.

(c) de la imagen de la entrada: http://arousasentimental.blogspot.com.es/

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 Comentarios

  1. Adaptaciones

    Gracias por la reseña y el link Brema. Comprado.

  2. Bremaneur

    Qué grande eres, Adapts.

  3. Adaptaciones

    Grande cabrero. A más no llego, créame.

  4. chema pascual

    Buenas noches.
    Cuando yo era pequeño -porque yo he sido pequeño- mi padre se compró un casette. Mis hermanos y yo nos pasamos la infancia escuchando a Gila, a la Paquera de Jerez ("Jerez de la Frontera tiene una plaza, tiene una plaza / con una fuente en medio que es de oro y plata, que es de oro y plata / y por montera, y por montera / un caballo y, encima, Primo Rivera") y a mi padre contando un cuento. Era un cuento de un señor que tiraba bolitas de miga de pan.
    El año pasado Francisco Fuster García también prologó "Playas, ciudades y montañas", otro libro de Camba bellamente editado por Reino de Cordelia. Allí leí "El arte de tirar bolitas de pan. Rodríguez, campeón de mundo", que era el cuento que yo escuchaba 'in illo tempore' entre Gila y la Paquera. Así es la vida.

    Una pregunta hasta que mi librero me lo traiga: ¿viene este artículo en el libro del K.O.? Porque hay una línea donde dice: "Yo cambiaría de buen grado el arte de hacer crónicas por el de tirar bolitas, que me parece mucho más humorista".

    Posdata: el 'alemán' de Camba no era sustantivo, sino adjetivo.
    Un saludo.

  5. Bremaneur

    Bienvenido, Chema. Qué lujo.

    El artículo sobre el arte de tirar bolitas de pan no está en este libro. Veré si aparece en mi edición de Austral de Playas, etc...

    Ya estaba lloriqueando al pensar que había copiado mal, pero no: se ve que es una errata de la editorial. Una magnífica errata, por cierto.

    A ver cuándo le vemos a usted escribiendo "El arte de hilar fino". Un abrazo.

  6. Item más, la misma Renacimiento ha reeditado "Alemania" titulo cambiano de los años 1920 y que se popularizó publicada en la benemérita colección Austral. Porque todo Camba es reeditable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *