Número

 

 

Fuera de la producción de las grandes empresas, hubo en España una callada labor editorial en los 80 y los 90 que pareció languidecer en la década siguiente y que ha resurgido con mucho ímpetu pero también con calidad desigual, con las llamadas «pequeñas editoriales».

Atesoro en mi biblioteca algunos estantes dedicados a Trieste, La Veleta, Entregas de la Ventura, algunas colecciones de Pamiela. A la calidad de los autores y de las obras publicadas se une un gusto tipográfico muy delicado que convierte cada libro en una joya.

No solo libros, claro, sino también revistas, como esta Número, de la que conservo estos dos ídem, suplementos y tarjetas de suscripción incluidos, publicado el primero en diciembre de 1981 y el segundo en mayo y junio de 1982. Editada por Trieste, el director era Andrés Trapiello y las colaboraciones todo un lujo: María Zambrano, Quico Rivas, Carmen Martín Gaite, Juan Manuel Bonet, Federico Jiménez Losantos, Antonio Martínez Sarrión… Y algunos inéditos de González Ruano o de Sánchez Mazas.

Quiero copiar aquí dos poemas breves, uno de Trapiello y otro de Losantos, cuyo Diván de Albarracín espero comprar algún día (con sobrecubierta). Tantos años detrás de él…

5

Quedar como un barquero
en la orilla contraria.
(Monederos las nubes
y corazones en árboles desandan)
Hasta carmín traer el alma
de labios de quien dejó la noche,
por azar de ternura, en vaso sucio.
(Y bajan a los puentes
luces peregrinas,
como de sí reflejos arrojados
a los peces: fondo y altura,
si te miran, igual que tanto sueño
o paquebot en negro se disuelven)
Dormir la soledad en raso
y ser la soledad del que nos deja.

(Andrés Trapiello)

 

LA VUELTA

¡Al fin llegas, al fin llegas!

Si tardas un día más
hubieras abrazado mis cenizas

pero esta noche aún
de tu ausencia encendida
te quemarán las ascuas de mi alma.

(Federico Jiménez Losantos)

***

Me suscribo al The Guardian y a El mundo. Necesito orden. Le echo un vistazo a La retaguardia, el digital que ha sacado el vitamínico Sánchez Dragó después de que le hayan echado de su periódico. Se va Dragó, la furia, pero queda Lucas, la carcajada. También me suscribo a las grabaciones de El Búho. El último, sobre el desprecio de Alemania por la Europa del sur, es extraordinario.

He cambiado de sitio el sillón, junto a la puerta del balcón. He hecho madalenas. Le sigo el rastro a un apparatchik, Sender Garlin. Busco italianos.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. luis artime

    Hola, Sergio.

    Has desaparecido de mi colimador, y ha sido Elma la que me ha dado este enlace.

    Necesitaba una información que tal vez tú puedas proporcionarme.

    Se trata de los datos de la traductora al francés de los libros de Chaves Nogales, de la que solo conozco el nombre : Catherine Vasseur.

    Si puedes ampliarme un poco el perfil, te lo agradecería.

    Lo que no sé es como ponerme en contacto contigo, si no es por Messenger.

  2. Sergio

    Luis, no sé cómo contactar con la Vasseur. Quizá escribiendo a las editoriales para las que ha trabajado, para que ella se comunique contigo.

    He cerrado mi FB. Escríbeme a scc algarroba labibliotecafantasma punto com.

Los comentarios están cerrados.