Libres e iguales

Si me preguntan por qué bando hubiera optado durante la guerra civil, me encojo de hombros. Vaya usted a saber. Independientemente de mi posible ideología en un ambiente de coacción histórica como el de aquella España, influiría mucho dónde residiera el 18 de julio de 1936, qué edad tendría, si tuviera hijos o no, etc. Es una pregunta absurda.

Hoy no. Aunque afortunadamente no vivimos en una guerra, sí es posible elegir bando. Me apunto a la democracia y execro de la xenofobia de los nacionalismos; me apunto a la libertad y me cago en las ansias totalitarias de los políticos tribales.

He firmado el manifiesto de Libres e Iguales, he hecho una donación y ayudaré en lo que pueda a la difusión de sus nobles ideas.

[embedplusvideo height=»400″ width=»750″ editlink=»http://bit.ly/1ssIoxO» standard=»http://www.youtube.com/v/yYKUsumVhqg?fs=1&vq=hd720″ vars=»ytid=yYKUsumVhqg&width=750&height=400&start=&stop=&rs=w&hd=1&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep8625″ /]

http://www.libreseiguales.es/

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Leopardaaaaaaaaa

    Hablar de bandos pasados es una ucronía, sólo válida para discusiones simpáticas (entre dos simpáticos). En cuanto al presente, estoy totalmente de acuerdo contigo, con tu mente, con tu corazón y con tu escroto. Abajo el nacionalismo y el totalitarismo, de cualquier signo. Políticos tribales, prevaricadores y corruptos, a la prisión; nacionalistas en general, al guano; pro-terroristas, al talego; fascistas, nazis y comunistas, al basurero de la Historia; y aniquilación del yihadismo, ya. Qué asco de ideologías liberticidas...

  2. Pero esto es un jápenin en toda regla...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *