Gabriel García Maroto

Hace unos meses, curioseando por los archivos soviéticos, di con el mecanuscrito de esta novela de Gabriel García Maroto. Es una novela un tanto mística sobre el papel de los comisarios en el ejército de la República. Llevo años coleccionando todo lo que puedo encontrar a un precio asequible de Maroto. Me atraen mucho sus dibujos y sobre todo sus ediciones, a las que supo dar una pátina de rusticidad que resaltaba su belleza.

Renacimiento ha esmerado la edición de la novela.

La novela Girón: Cuarenta y ocho horas en la vida de un comisario político, recibió un accésit en el Concurso Nacional de Literatura de 1938, en la zona republicana, y ha permanecido inédita hasta hoy tras haber sido rescatada del Archivo Estatal Ruso de Historia Política y Social, en los expedientes relativos a las Brigadas Internacionales. Gabriel García Maroto, artista, tipógrafo, escritor y editor, hizo uso no solo de las letras sino también de las armas durante la guerra civil, como tantos otros intelectuales de la época. En la retaguardia, ejerció como Subcomisario General de Propaganda y dirigió el Taller de Artes Plásticas de la Alianza de Intelectuales y Artistas Antifascistas de Madrid; en el frente, se batió contra las tropas de Franco y resultó herido en noviembre de 1936. En Girón, fechada un año después, destila su experiencia bélica como comisario comunista. Es un libro de propaganda política, una hagiografía de los comisarios que recorrían los frentes instruyendo y arengando a los soldados y que cumplían la función de ser los ojos del Partido entre las tropas. Maroto quiso insuflar a su personaje Girón del lirismo que desprende un clásico como La caballería roja, de Isaak Bábel, cuya primera edición española publicó e ilustró él mismo en 1927 en su editorial Biblos.

Gabriel García Maroto nació en 1889 en La Solana, Ciudad Real, y murió en su exilio mexicano en 1969. Fue pintor, dibujante, tipógrafo, editor y escritor perteneciente a la generación del 27. Se trasladó a Madrid en 1909, donde fue becado por la Escuela de San Fernando para hacer un viaje de formación en Italia. Durante los años veinte publicó varios libros de dibujos (Madrid visto por un pintor, Andalucía vista por el pintor Maroto, La España mágica…) y el Almanaque de las Artes y las letras para 1928. Su labor incesante le llevó a América, donde vivió entre 1928 y 1934 en México, Nueva York y Cuba. Fundó la editorial Biblos, donde imprimió entre otros sus libros de dibujos, de los que emanaba una poesía y un hálito agreste que desprendían la delicada gracia de una obra de arte.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 comentario

  1. viejecita

    He intentado comprarlo directamente en Renacimiento pero no tenían el botoncito amarillo de Pay Pal, y tenía que registrarme, y esas cosas, y me entraron en la cuenta unos hackers, aprovechando el Covid y mi torpeza, y tuve que cambiar claves y de todo, así que ya no me registro en ninguna parte nueva .
    Me lo he comprado en Amazon, que tengo cuenta hace más de 20 años, y no necesito registrarme ni nada. Me llega el lunes. Espero que no importe.
    Y me apetede muchísimo.
    Gracias