Estoicos

por Sergio Campos

 

 

Estoico era un delantero búlgaro del Barça que causaba gozo entre muchos culés porque era el sucio marrullero que ellos llevaban dentro y no osaban verter al exterior. Por fuera, inmaculados; por dentro, el bullir del odio y del llanto.

Pero mucho antes de aquel gárrulo, los estoicos marcaban un modo de vida que me atrajo desde que cayó en mis manos las Meditaciones de Marco Aurelio. La asunción de la realidad, y por tanto veneración de la verdad, me parece su cualidad más notable.

En estos momentos en que los políticos liberticidas han tomado de nuevo el poder gracias a la difusión de la mentira y a un fabuloso desarrollo de la agitación y la propaganda, creo que conviene leer estas epístolas de Séneca y repetir algunas de sus frases como jaculatorias.  Compagino su lectura con las otras. Una carta cada noche desde hace varios días, con la vana esperanza de que se me peguen sus virtudes como un virus benigno, eterno e inmutable.

***

He salido a hacer la compra. Solamente quedaban cuatro paquetes de harina; aunque mi idea era comprar al menos dos, solo me he llevado uno. No sé si ha sido un comportamiento senequista, restos de mi educación católica o qué.

En cualquier caso, el comedimiento en la compra no lo tengo cuando leo las noticias. Estos políticos cerdos, mentirosos y abyectos  no me sacan tanto de quicio como la chusma que los alienta o los disculpa.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Pall

    Stoichkov, Hristo Stoichkov - Futbolista Búlgaro nacido en Plovdid
    Confundir con Estoico es una ironía ibérica?

  2. Sergio

    Evidentemente.

  3. Ramón Arcusa

    "... Estos políticos cerdos, mentirosos y abyectos no me sacan tanto de quicio como la chusma que los alienta o los disculpa".

    Qué gran verdad. Sergio. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *