Escupirán sobre vuestras tumbas

El Ayuntamiento de Madrid ha llevado a cabo la retirada de monumentos y placas conmemorativas acorde a lo ordenado por la Ley de la Memoria HistóricaLEY 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura. Para cumplir con la Ley 52/2007 el Ayuntamiento encargó a dedo un informe a la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense, presidida por Mirta Núñez Díaz-Balart, que ha costado 17.999 € + IVA.

Hoy el diario El País publica algunos extractos del informe, concretamente las justificaciones que llevan a la Cátedra a proponer la retirada del callejero de algunos nombres: Manuel Machado, Josep Pla, Álvaro Cunqueiro, etc.  Menudo potaje. Me ha parecido especialmente esclarecedoras las líneas dedicadas a Pedro Muñoz Seca, que el diario destaca así: «Muñoz Seca caricaturizó el comunismo y el igualitarismo». Es decir: van a retirar todo vestigio de un cómico asesinado en Paracuellos por los comunistas bajo el auspicio del gobierno republicano y muy especialmente de los socialistas, ¡por caricaturizar el comunismo! El texto exacto que reproduce el periódico es éste:

«De 1931 en adelante centra sus sátiras contra la República. Estrena La oca, siglas de «Libre Asociación de Obreros Cansados y Aburridos», caricatura del comunismo y el igualitarismo. Más tarde estrena Anacleto se divorcia, sátira de la ley del divorcio (1932) recién promulgada. Otras obras que ridiculizan a la República son La voz de su amo, Marcelino fue a por vino y El gran ciudadano».

17.999 € + IVA por copiar una entrada de la Wikipedia. Nunca un salivazo se pagó tan caro.

Muñoz Seca en la Wkipedia

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Nunca un lapomoco costó tanto.

  2. "... encargó a dedo un informe a la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense, presidida por Mirta Núñez Díaz-Balart, que ha costado 17.999 € + IVA."

    Si hubiera costado 18.000 hubiera requerido concurso público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *