Eduardo de Guzmán merecería una entrada propia en la Biblioteca Fantasma. Por ahora le hacemos hueco a la traducción al sueco de su Madrid rojo y negro. Fue editado en Estocolmo por Federativs en 1939 y el traductor es Rudolf Berner. El libro, publicado originalmente un año antes, responde en clave anarquista, loando los logros anarcosindicalistas en la guerra, a otro que Ramón J. Sender publicó desde el punto de vista de los comunistas y su papel preponderante en aquellos años pútridos.
Este dibujo pertenece a la obra Estampas de la revolución española, 19 de julio de 1936, de Sim, pseudónimo de José Luis Rey Vila. La poca información que he podido encontrar de este dibujante anarquista es extraordinariamente curiosa. Sus dibujos tienen una fuerza descomunal. Por el momento me entretengo hojeando los dos ejemplares que muy amablemente me han prestado por unos días el Marqués de Cubaslibres y el Rufián Melancólico. Tendrá su propia entrada muy pronto. Lo merece.