A partir de hoy, la Biblioteca Fantasma admite donaciones -desinteresadas, como quizás cabría añadir- de toda persona que desee contribuir a que esta bitácora siga adelante con las reseñas de libros viejos y no tan viejos. El dinero recaudado servirá, cómo no, para comprar más libros que sirvan para alimentar este blog. Un blog voraz que, pienso, algo ha aportado a la hora de aclarar algunos puntos velados de nuestra historia y que ha desempolvado a varios autores arrinconados que no merecen morir en los sumideros de la memoria.
Asimismo, la colección A penique pasa a ser de pago. El número 1, García Atadell, hombre-símbolo, se vende a un precio de 6 euros. El siguiente número estará disponible dentro de pocas semanas. Su título, Camarada Amor. Estará dedicado, cómo no, a la virgen loca del comunismo, Margarita Nelken.