Solidaridad con Cassandra

01/04/2017

Mi padre hacía un truco que me fascinaba. Doblaba un papel de fumar de tal manera que parecía un pequeño rascacielos. Lo asentaba sobre una mesa y le prendía fuego en dos esquinas superiores. El papel se consumía, y al final una leve ceniza se elevaba por un efecto físico. Mi padre decía: «Así voló Carrero Blanco». Aquello pretendía ser una humorada, pero yo no tenía ni puta idea de quién era Carrero Blanco (nací en 1976, macho) y lo que me tenía embelesado era el truco en sí. Sobre el humor y la libertad de expresión he llegado a tener algunas convicciones, que de alguna manera resume Daniel Gascón en Letras libres a propósito de lo ocurrido con Cassandra Vera. Ahora, sobre las reacciones solidarias con la chica, me entran algunas dudas que, después de pensar sobre ellas, terminan por perfilarse en intuiciones, acaso sospechas, pero que en ningún caso puedo considerar certezas. Aquí van algunas:

  1. Quienes repiten los chistes sobre la muerte de Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra Vera, ignoran que junto a Carrero murieron un escolta y el chófer: Juan Antonio Bueno Fernández y José Luis Pérez Mogena. El primero dejó un hijo de quince años; el segundo, dos críos pequeños.
  2. Quienes repiten los chistes sobre la muerte de Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra Vera, ignoran que ha habido otros tuiteros condenados por sus comentarios en las redes. Berenguer Jordi Moya Hernández tenía 21 años cuando fue condenado a dos años de cárcel.
  3. Quienes repiten los chistes sobre la muerte de Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra Vera, ignoran qué es y qué ha sido eta, y de qué manera sus víctimas han sido repudiadas, denigradas y silenciadas desde hace décadas.
  4. A quienes repiten los chistes sobre la muerte de Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra Vera les interesa más mostrar su presunto antifascismo que luchar por la libertad de expresión. Una demostración fácil, barata y banal, porque tengo mis dudas de que, quienes repiten los chistes sobre la muerte de Carrero Blanco en solidaridad con Cassandra Vera, tengan los huevos de repetir los chistes de Berenguer Jordi Moya Hernández («53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parecen con la de putas que hay sueltas») o chistes sobre Lasa y Zabala («Esto que van unos topos y van y juegan al escondite y el que la para dice: “…98, 99 y 100… … ¡por Lasa y Zabala!”»

 

2 comentarios

  • Eduardo 03/04/2017en11:39

    Defiendo la libertad de expresión pero tiene un precio ponerse el nombre: perra roja de satán, ya podía la chica esta haberle dado a la poesía y al menos llamarse perra de rojo satén o algo así.

  • Botillero 03/04/2017en16:59

    El sectarismo de este Gascón es notorio. Presumanos-iuris tantum-que ha leído la sentencia. Bien, ¿tiene formación jurídica el tal Gascón para calificarla como chiste? Hace poco leí otra pieza suya sobre la misa en TVE y era también divertida. Obviamente, y dado lo limitado del tiempo, que es finito, ya no leo más del tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *