8 de octubre
ÇhøpSuëy , Nacionalismo / 10/10/2017

Nací el 29 de mayo de 1976 en Soria. Seis meses después, en noviembre, mis padres cargaron un camión con las cuatro cosas que habían reunido tras su boda, en agosto del 75, y se marcharon conmigo a Badalona. Mi padre tenía veinticinco años y aún no se había sacado el carné de conducir; mi madre, veintitrés, y no se lo sacó nunca. Mi padre comenzó a trabajar en un matadero y mi madre se dedicó a limpiar casas. Alguna vez la acompañé. Yo comencé a ir a la guardería Los Ositos; más tarde, cuando nos mudamos de barrio, fui a la guardería Los Pitufos, la misma a la que irían mis hermanos pequeños, ambos nacidos en Cataluña, pero cuando ya se llamaba Els Barrufets. Recuerdo mis primeras clases de catalán en preescolar y cómo me llamó la atención que «calle» se dijera «carrer». Cuando llegué a Cataluña era demasiado pequeño para darme cuenta de ciertas cosas. Franco había muerto hacía muy poco, hubo una amnistía y se hizo una transición política extraordinariamente compleja, y hubo un golpe de Estado en 1981. Los años pasaron y Barcelona era para mí un lugar lejano mientras estudié en el colegio y en…

Humor, violencia y poder
ÇhøpSuëy / 18/09/2015

(Publicado originalmente en ÇhøpSuëy Fanzine). El año empezó mal. El 7 de enero entraron dos terroristas en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo y asesinaron a diez personas: «Cabu», «Charb», «Tignous», Georges Wolinski, Philippe Honoré, Bernard Maris, Mustapha Ourad, Elsa Cayat, Frédéric Boisseau y Michel Renaud. Al salir de la redacción asesinaron en la calle a dos policías: Franck Brinsolaro y Ahmed Merabet. Un día después, mientras la gendarmería francesa todavía buscaba a los terroristas, un tercero asesinó a la policía Clarissa Jean-Philippe. Al día siguiente, el terrorista entró en un supermercado judío, donde tomó como rehenes a algunos empleados y clientes, y asesinó a François-Michel Saada, Philippe Braham, Yoav Hattab y Yohan Cohen. Los tres terroristas fueron abatidos finalmente por la policía. La revistaCharlie Hebdo ya había sido atacada anteriormente y el motivo esgrimido por los fanáticos era la publicación de caricaturas de Alá. He tenido conversaciones con algunos amigos sobre los atentados y la pertinencia del humor deCharlie Hebdo. Alguno sostiene que no es lícito reírse de las creencias religiosas. El debate, en general, se centra sobre este punto: los límites del humor, las lindes de la risa, las fronteras del cachondeo; y por encima de todo los límites, lindes…